Nueva señal de alerta en el mercado laboral argentino

Fundado en el trato discriminatorio que sufrirían los trabajadores en relación de dependencia al verse en desventaja con respecto a aquellos amparados por la norma civil, existe un proyecto de ley en la Cámara de Senadores que pretende ampliar los plazos de prescripción de las acciones derivadas de la extinción del vínculo laboral, relaciones individuales del derecho del trabajo y disposiciones de convenios colectivos de trabajo (art. 256 LCT).

El proyecto pretende extender a tres años el plazo de prescripción para las acciones de créditos provenientes de la extinción del contrato de trabajo, que actualmente es de dos años.

Al mismo tiempo, llevaría a cinco años el plazo de prescripción de las demás acciones relativas a relaciones individuales de trabajo y de disposiciones de convenios colectivos de trabajo, laudos con eficacia de convenios colectivos de trabajo y disposiciones reglamentarias de derecho del trabajo.

Los legisladores entienden que el plazo genérico de prescripción de cinco años establecido en el Código Civil y Comercial y la ampliación a tres años del correspondiente a los daños derivados de la responsabilidad civil, vulneraría los derechos de los trabajadores en relación de dependencia al encontrarse en desventaja frente a aquellos que se encuentran amparados por la norma civil.

Este proyecto, ignora una vez más, el grave contexto en el que nuestros empresarios vienen desarrollando su actividad desde hace años, agravado en los últimos meses, por la pandemia y el Asilamiento Social Preventivo y Obligatorio.

La referida extensión del plazo de prescripción, en ninguna forma contribuiría a mejorar y reactivar el mercado laboral, sino más bien, produciría el efecto contrario por los siguientes motivos:

i.- Obligaría a las empresas a inmovilizar reservas de dinero por más tiempo en razón de las previsiones y contabilización de pasivos a realizar en sus balances.

ii.- Fomentaría la especulación de los litigantes en función de la acumulación de intereses con tasas anuales qué en el Fuero Laboral, resultan por demás relevantes.

Dado el contexto de crisis económica, agravada por los efectos de la pandemia, no parece ser la pretendida ampliación del plazo de prescripción una solución, sino más bien, un agravamiento de los problemas ya existentes.

 

Dr. Horacio A. Irigoyen

Abogado

h-irigoyen@fibertel.com.ar

Archivos